Breaking

Post Top Ad

Your Ad Spot

viernes, 6 de septiembre de 2019

Muere Robert Mugabe, expresidente de Zimbabue, a los 95 años

 Muere Robert Mugabe, expresidente de Zimbabue, a los 95 años
El expresidente de Zimbabue Robert Mugabe, de 95 años, líder de la independencia del país africano y uno de los mandatarios más longevos que tuvo África, ha fallecido este viernes en un hospital de Singapur mientras recibía tratamiento. En el momento de su muerte, Mugabe estaba rodeado de su familia y su esposa, Grace, según informa un medio local. El actual presidente del país, Emmerson Mnangagwa, confirmó la noticia a través de su cuenta de Twitter. "Con la mayor de las tristezas anuncio la muerte del padre fundador de Zimbabue y antiguo presidente, el comandante Robert Mugabe", escribió en la Red. El expresidente zimbabuense, líder revolucionario en los años setenta y tirano de puño de hierro durante sus 37 años al frente del país africano, fue depuesto por el Ejército en noviembre de 2017 tras un intento de purga en el seno de su Gobierno.
En un segundo mensaje en Twitter, Mnangagwa, el hombre que precisamente acabó con uno de los presidentes con más años en el poder en África añadió: "El comandante Mugabe era un icono de la liberación, un panafricanista que dedicó su vida a la emancipación y empoderamiento de su gente. Su contribución a la historia de nuestra nación y el continente nunca será olvidado. Que su alma descanse en la paz eterna".
Desde hacía cinco meses, Mugabe, del que siempre se había especulado sobre su frágil estado de salud, recibía tratamiento médico en Singapur. El expresidente gobernó el país con mano de hierro, derroche y excentricidad durante casi cuatro décadas, desde poco después de su independencia del Reino Unido en 1980 hasta que fue forzado a dimitir en noviembre de 2017 por un golpe de Estado militar que alzó al poder a Emmerson Mnangagwa. Una de las señas de identidad del Gobierno de Mugabe, las purgas internas, fue lo que acabó desencadenando su final. En los primeros días de aquel noviembre, el mandatario destituyó a Mnangagwa, al frente de la vicepresidencia. Este, con apoyo del Ejército, lideró la contestación contra Mugabe que llevó a su dimisión. Mnangagwa ganó las elecciones celebradas en Zimbabue en agosto del pasado año.
Con 37 años al frente de Zimbabue, Mugabe fue el segundo presidente africano que más tiempo logró mantenerse en el poder, por detrás del ecuatoguineano Teodoro Obiang. Durante su largo mandato, el dirigente se caracterizó por hacer declaraciones polémicas sobre el poder, el colonialismo, sobre todo de la antigua metrópolis, Londres, y la homosexualidad. "Los británicos fueron criados como personas violentas, mentirosas, sinvergüenzas y ladronas. Me han dicho que [el ex primer ministro de Reino Unido Tony] Blair de niño era problemático en el colegio", dijo en 2001. Sobre las relaciones entre personas del mismo sexo, Mugabe pronunció frases como esta: "Peor que los cerdos y los perros... Los que lo hacen, diremos, son díscolos. Es solo locura, demencia".
Nacido bajo el sistema colonial, cuando Zimbabue aún se llamaba Rhodesia y estaba gobernada por la minoría blanca, el exprofesor Mugabe, con siete carreras universitarias, se convirtió en líder revolucionario en los años 60. Listo, convencido y comprometido, se implicó en la lucha por la liberación y pasó 10 años en la cárcel por subversión contra el régimen racista de Ian Smith. Al frente de la Unión Africana Nacional de Zimbabue (ZANU, en sus siglas en inglés) y junto a Joshua Nkomo, líder de la Unión Africana Popular de Zimbabue (ZAPU, en sus siglas en inglés) comandó la rebelión por la independencia durante una guerra que costó la vida a casi 30.000 personas.
Pero desde que en 1980 Mugabe accediera a la jefatura de Gobierno, sus políticas fueron mancillando la imagen de héroe revolucionario. En 1987, ya con su viejo aliado Nkomo depurado, reformó la Constitución para hacerse con todos los poderes como presidente del país. El autoritarismo y la mala gestión generaron la fuga de cerebros y la degradación social y económica del país.
Si algo se conoció en el exterior del mandato de Mugabe, al margen de los lujosos cumpleaños del presidente y su esposa, Grace Mugabe, es la capacidad de acuñar billetes de hasta 100.000 millones de dólares zimbabuenses. Ocurrió durante los peores años de hiperinflación (79,600,000,000%, en noviembre de 2008). La famosa reforma agraria, bandera tras la independencia de Zimbabue, llevada al extremo a partir del año 2000, había arrebatado a los agricultores blancos grandes parcelas cultivables para que fueran gestionadas por locales. Se estima que entre 4.000 y 4.500 agricultores blancos perdieron la tierra a manos de veteranos de guerra o partidarios del Gobierno. Como resultado, una economía poco operativa, con un sector agrícola poco experto, una caída de la producción, exportación; un incremento notable del desempleo, de las subvenciones estatales, y, finalmente, de los precios.
Mugabe pasó sus últimos años aislado, sin relevancia en el ámbito político y con una salud debilitada. Detrás deja una gran fortuna. Se estima que su familia posee más de una docena de granjas repartidas en unas 15.000 hectáreas de terrenos zimbabuenses.
FUENTE:elpais

No hay comentarios.:

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas